..... Consumir alimentos verdes en cada comida que hacemos al día es la mejor forma de presumir de una buena salud, pero si estás cansado de masticar esas hojas verdes insípidas, aquí va la versión más auténtica: el jugo.

Jugo verde alcalino. No suena bien, no vamos a engañarnos. Tiene nombre de pócima y nada bueno puede salir de algo así. Pero lo cierto es que quedarás enganchado a su sabor, a su color y, lo más importante, a sus beneficios.

En una dieta variada el poder del verde es fundamental y cuantosmás alimentos de este color tomemos al día, mejor para el funcionamiento de nuestro cuerpo porque la fibra y los nutrientes son el mejor arma de este tipo de ingredientes. Además, beberlos ayuda mejor a la absorción que masticarlos y por eso nosotros ya nos hemos pasado a los llamados zumos verdes alcalinos.

Estos zumos reducen la ansiedad y crean en el organismo un efecto saciante que impedirá que visites la nevera como si se tratase de un peregrinaje.

Además, se ha demostrado científicamente que el cuerpo tiende a enfermar cuando tiene más pH acídico que alcalino, y eso no lo podemos permitir. ¿Solución? Un zumo verde antes del desayuno, de la comida y de la cena para rendirle un homenaje a las frutas, verduras y hortalizas frescas.

El objetivo es que nuestra alimentación conste de casi un 80% de alimentos alcalinos para disfrutar de un buen sistema inmunológico y olvidarnos de combatir determinadas enfermedades. Sobre todo las que conllevan las defensas bajas.

Más pepino, manzana, col, menta, jengibre, aguacate, perejil, espinaca y repollo. Más verde siempre es mejor para alcalinizar el cuerpo.

esquire.es / Cristina Romero 27/05/15

Jugos alcalinos, seguro que te gustan