Se supone que en un torneo de artes marciales los combatientes deben darse de golpes, pero en esta ocasión es diferente.
Estos jóvenes deciden enfrentarse no a golpes en un combate de kung fu, sino a bailar el Twist…