Este joven tiene su mejor día con las chicas luego de convencerlas a una apuesta donde tiene que beber un vaso
grande de cerveza en 2 segundos.

Esto no lo pueden creer las muchachas hasta que lo ven con sus propios ojos,
a lo que tienen que acceder, pero el chavo se aprovecha de la situación…