NO LE SERÁN APLICABLES NI LA PRISIÓN PERMANENTE NI LA CUSTODIA DE SEGURIDAD

La reforma del Código Penal que está ultimando el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, y que tiene previsto endurecer la situación para presos especialmente peligrosos, no afectará a José Bretón en caso de que se demuestre su autoría en el asesinato de sus dos hijos pequeños, Ruth y José. Tras el hallazgo de restos humanos en la hoguera de la finca familiar en Las Quemadillas (Córdoba), que podían ser de los niños, el debate sobre la cadena perpetua ha reaparecido como ocurre en los casos de gran alarma social.

Fuentes de Justicia recuerdan que, con independencia de las reformas que se aprueben, los hechos acaecidos son anteriores a los cambios previstos en nuestra norma penal y por tanto quedan fuera de su aplicación.

En la reforma que prepara el Ministerio de Justicia se recoge por primera vez la posibilidad de la prisión permanente revisable. Inicialmente, se iba a aplicar a terroristas y a los casos de gran alarma social, como podría ser el de Ruth y José, en el que un padre podría haber asesinado a sus hijos y no haber dicho nada de su paradero durante casi un año. Sin embargo, el ministro ha reculado y, finalmente, esta medida -que permitirá que un preso no salga de la cárcel hasta que se decida que no es un peligro para la sociedad aunque supere la pena máxima establecida- sólo servirá para condenados por terrorismo.

Lo que sí se podrá aplicar a presos que supongan un claro peligro social es la custodia de seguridad. Un tribunal puede dictaminar en sentencia que un condenado permanezca hasta un máximo de diez años más de lo que establece el Código Penal en prisión. Es decir, si el máximo permitido entre rejas es de cuarenta años, un recluso especialmente peligroso podría estar hasta cincuenta años en un centro penitenciario. La pena siempre puede ser revisada por Instituciones Penitenciarias a la hora de ser aplicada por si el reo hubiera experimentado un cambio suficiente para que no se le aplique.

La custodia de seguridad es una figura que Ruiz Gallardón va a presentar al Consejo de Ministros para su aprobación en el Parlamento precisamente para atender el clamor popular en casos tan impactantes como el de José Bretón.

Aun así, fuentes de Justicia recuerdan que, a pesar de la celeridad del Ministerio para presentar la reforma del Código Penal, prevista para este otoño, ya no podrá aplicarse en este caso por la irretroactividad de la ley, es decir, porque los hechos que se investigan son anteriores a la reforma, que todavía no ha sido aprobada.

Además, el caso está todavía en fase de instrucción. Hay que terminar la investigación, llevar la causa a juicio y que un Jurado popular –competente para casos de asesinato- dictamine si Bretón es el asesino de sus hijos y, en caso de que así sea, cuántos años debe cumplir en prisión. Así las cosas, no podrá pasar más de 40 años en la cárcel, pena máxima recogida en nuestro Código Penal.

http://www.elconfidencial.com/espana...lardon-104507/