Jorge Lorenzo, triple campeón mundial de MotoGP, ha recibido de manos de Iñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación, Cultura y Deportes, la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo, un galardón que le fue concedido en 2013 y que recibe ahora, tras su victoria en Cheste.

"Qué mejor manera de pocer celebrar esta medalla que con el gran campeonato que hemos realizado, muy luchado, con mucho esfuerzo, decepciones y también momentos muy buenos", ha dicho el piloto, tras recibir la medalla, vestido totalmente de negro y con una sonrisa serena en su cara.

Tras un campeonato muy competido, ganado en la última carrera, Lorenzo ha recordado que "nunca hay que tirar la toalla, hay que luchar por tus sueños y los éxitos llegarán solos. Los éxitos no son solo los premios, son un esfuerzo diario y disciplina".

Lorenzo, en declaraciones a TVE, cree que "será muy complicado volver a ganar otro título mundial". "Hay cuatro fábricas que tienen dos pilotos con claras opciones de campeonato, ya no es como hace diez o quince años, que había solo 15 pilotos y tres o cuatro con buenas motos. La competencia es feroz, estoy muy orgulloso de conseguir este campeonato".

"Los éxitos hay que disfrutarlos mucho porque no sabes si van a volver en el futuro, esta medallla me hace muy feliz y estoy muy contento de estar en esta generación de deportistas españoles que ha conseguido tantas cosas", ha añadido.

"Las palabras de Rossi se deben a su frustación"

Sobre la polémica con Valentino Rossi, el piloto español cree que sus palabras se deben "a la frustración" y opina que "es tremendo y vergonzoso lo que está pasando", en referencia al abucheo que ha recibido un deportista español con síndrome de Down en Italia. "Es penoso y triste, nunca tenía que pasar", ha añadido, antes de afirmar que "todo esto se olvidará y espero que no vuelve a suceder nada parecido".

El piloto de Yamaha ha asegurado, además, que merecen el campeonato por méritos propios: "Se demuestra en las estadísticas, hemos sido los más rápidos y los que hemos ganado más carreras".

Lorenzo afirma que no cree que hubiera cambiado mucho la última carrera en Cheste si Rossi no hubiera salido en la última posición: "Si comparas el ritmo de los tres que hicimos podio con el de Valentino, nosotros hicimos veinte vueltas a 1:31, por dos de Valentino, eso lo dice todo".

Pese a su inagotable ambición, el piloto mallorquín ve "prácticamente imposible" alcanzar a Rossi. "Hoy en dia es muy dificil, hay que luchar contra Márquez, que es tan joven, tan ambicioso y tan rápido; Rossi, que ha vuelto a ser competitivo; y Pedrosa, que vuelve a ir rapido".

Méndez de Vigo: "Este éxito es fruto de la tenacidad y el esfuerzo"

"Es una gran satisfacción entregar a Lorenzo la máxima distinción que otorga el Gobierno a un deportista. Esto es prueba de su trabajo y máxima exigencia", señaló por su parte Méndez de Vigo sobre el piloto de Yamaha.

Para el ministro de Educación, Cultura y Deporte, el campeonato conseguido por Lorenzo tiene una mayor importancia por la "dificultad de sus rivales". "Este éxito es fruto de la tenacidad y esfuerzo, que son vitales para conseguir cualquier éxito", añadió.

"Gracias a Lorenzo y a otros deportistas españoles el motociclismo sigue hablando español y vivimos un momento dulce en este deporte. España es inimaginable sin el éxito de sus deportistas", afirmó el político.

Finalmente, Iñigo Méndez de Vigo explicó que Jorge Lorenzo "representa a las nuevas generaciones que no se conforman con el pasado y siguen luchando". "Con este premio le hacemos saber el respeto y gratitud de todos los españoles", concluyó.