Jason Biggs, actor recordado por protagonizar varios filmes de American Pie,
ha sido contratado para aparecer en la serie Orange Is The New Black
del servicio de TV, Netflix




Jason Biggs, entrañable actor reconocido por sus apariciones en los filmes de American
Pie, fue confirmado para participar en la serie Orange Is The New Black, a emitirse
por la cadena de TV de paga, Netflix.

La serie, que contará también con la belleza de la actriz Taylor Schilling, fue creada por
Jenji Kohan, productora de la serie Weeds, por lo que se espera que la nueva
comedia tenga tintes dramáticos.

Schilling, que interpretará el personaje de Piper, será una chica de Brooklyn que por
su relación con un traficante de drogas, caerá presa en una penitenciaría femenina,
por lo cual se verá obligada a sobrevivir en este difícil entorno.

Jason, que será el prometido de Piper en la comedia, tendrá que lidiar durante trece
episodios con ver a la mujer que ama encerrada en la cárcel, y aunque la trama
puede sonar bastante dramática, la serie promete ser totalmente hilarante.

Se espera que Orange Is the New Black, con la participación de Jason Biggs,
llegue a principios de 2013 al popular servicio de On Demand, Netflix.