En un intento deliberado para ir de nuevo a prisión, un hombre de 73 años condenado por robar en bancos,
entró a un banco de Harris en el suburbio de Chicago de Niles, Illinois, para cometer un robo a mano armada.



Según con el cajero, el hombre Walter Unbehaun, de Carolina del Norte, entró en el banco el sábado por la mañana y,
después de recibir un recibo de transacción anunció en voz alta:
“Esto es un asalto. No tengo nada que perder“.

Luego Unbehaun abrió su chaqueta, y mostró la pistola que llevaba metida en su cinturón.
Dijo: “Sólo tengo seis meses de vida y no tienen nada que perder”. Finalmente dijo: “No quiero hacerte daño”.

Fiel a su palabra, nadie resultó herido. Unbehaun, que usa un bastón para caminar,
se fue con $ 4.178 en efectivo y fue localizado por los investigadores al día siguiente.
Cuando la policía lo confrontó inmediatamente arrojó al suelo su bastón y dijo que sabía que estaban allí para detenerlo.

Unbehaun dijo a los investigadores que “se sentía más cómodo en la cárcel que fuera”
que ya pasado gran parte de su vida adulta en prisión. En 1998 fue arrestado por robar un banco, por lo que estuvo diez años.

El anciano se enfrenta a una pena de 20 años de prisión.