Los investigadores hicieron su estudio con pintarrojas

Algunos individuos son sociables y tienen fuertes conexiones sociales, mientras que otros son más solitarios y prefieren no llamar la atención. Esta es la conclusión de una investigación que no sería tan sorprendente si no fuera porque se refiere a unos animales que la creencia popular nunca relacionaría con la timidez o el apocamiento: los tiburones. El estudio, dirigido por la Universidad de Exeter y la Asociación de Biología Marina del Reino Unido (MBA), es el primero en mostrar que estos depredadores tienen notorios rasgos de personalidad.

Los científicos saben que muchos animales tienen personalidad, pero por lo general se definen por características individuales, como lo audaz o agresivo que es un ejemplar. La investigación ha demostrado por primera vez que los tiburones poseen personalidades sociales, que determinan la forma en que podrían interactuar con sus compañeros de grupo en la naturaleza.

En un estudio publicado en la revista Behavioral Ecology and Sociobiology, el equipo probó la personalidad de los tiburones mediante el registro de las interacciones sociales en grupos de jóvenes pintarrojas en tres tipos de hábitats diferentes en cautividad.

Defenderse solo o acompañado

Los ejemplares de la especie de tiburón (Scyliorhinus canicula), que se encuentra en todo el noreste del Atlántico y el Mediterráneo, se agruparon descansando unos encima de otros y alrededor, sobre el lecho marino. «A pesar de que los tamaños de los grupos que se formaban cambiaban, los individuos bien conectados socialmente permanecían bien conectados en cada nuevo hábitat. En otras palabras, su posición social se repetía a través del tiempo y a través de diferentes hábitats», explica David Jacoby, ecólogo conductual ahora en el Instituto de Zoología de Londres.

«Estos resultados fueron impulsados por diferentes preferencias sociales (es decir, los individuos sociales/antisociales) que parecían reflejar diferentes estrategias para mantenerse a salvo. Los individuos bien comunicados formaron grupos conspicuos, mientras que los menos sociales tienden a camuflarse solos, igualando su color de piel con el color del sustrato de grava en el fondo del tanque», apunta.

«Nosotros definimos la personalidad como un comportamiento repetitivo en el tiempo y en diferentes contextos. Lo que es interesante es que estos comportamientos difieren sistemáticamente entre los individuos. Este estudio muestra, por primera vez, que los tiburones poseen personalidades sociales», concluye Darren Croft, del Centro de Investigación en Comportamiento Animal de la Universidad de Exeter

abc.es 02/10/14