El sueño de toda mujer, algunos pensarán, pero para Tom Staniford es una enfermedad que le afectan de diversas formas.
Lo que padece Staniford es el síndrome de MDP.




El síndrome de MDP es una condición extremadamente rara y compleja,
hasta el momento sólo se conocen ocho casos en el mundo y es causa de una mutación genética.

Aunque nació con un peso normal, durante su infancia y adolescencia comenzó a perder grasa corporal,
lo que lo dejó literalmente en los huesos. ¿Qué problemas le ocasiona?

Según Daily Mail, este para-atleta de Gran Bretaña, no tiene amortiguadores naturales en su cuerpo, sufre de dolor en los pies,
y se encuentra en mayor riesgo de quebrase algunos huesos en tan solo una caída.

Mientras su sangre muestra altos niveles de grasa, su cuerpo no presenta sobre peso.
Su afección propició que este hombre de 23 años tenga diabetes tipo 2,
los huesos fusionados y haya perdido la audición.



Incluso cuando Tom se come una gran comida alta en calorías es incapaz de aumentar de peso.

Para Tom es bueno que se hallará un diagnóstico para su condición pues esto le permitirá competir por Gran Bretaña en los Juegos Paralímpicos 2016,
pues como él mismo mencionó: “es lo que me permite ser clasificado correctamente en las competiciones,
para que no se crea que estoy compitiendo con una desventaja injusta en contra de otros, este hallazgo podría hacer una diferencia real en el riesgo.”