El ilusionista Steven Frayne dio muestra de lo que sabe hacer al realizar una ilusión en el centro de Londres.
Este hombre levitó junto a un autobús de pasajeros de dos pisos causando la admiración de la gente.