El telescopio espacial Hubble ha capturado la mejor imagen del sistema Beta Pictoris, el único disco de escombros fotografiado directamente que tiene un planeta gigante gaseoso, según ha anunciado en su página web.


Sistema de disco de escombros de Beta Pictoris, con un planeta gaseoso. (NASA)

El periodo orbital de ese planeta es relativamente corto, entre 18 y 22 años, según estiman los astrónomos, de manera que pueden ver un gran movimiento en pocos años. Esto permite a los científicos estudiar cómo el disco de Beta Pictoris está distorsionado por la presencia de un planeta masivo incrustado dentro del disco.

"Algunas simulaciones por ordenador predijeron una estructura complicada para el disco interno debido a la atracción gravitatoria por el corto período del planeta gigante. Las nuevas imágenes revelan el disco interno y confirman las estructuras predichas. Este resultado valida los modelos, lo que nos ayudará a deducir la presencia de otros exoplanetas en otros discos ", dijo Daniel Apai de la Universidad de Arizona.

El planeta gigante gaseoso en el sistema Beta Pictoris fue fotografiado directamente en luz infrarroja por el Telescopio VLT del European Southern Observatory (ESO), hace seis años, en 2009, informa la web del Hubble.

Apenas ha cambiado en 15 años

Al comparar las últimas imágenes del Hubble con las de 1997, los astrónomos encuentran que la distribución de polvo del disco apenas ha cambiado en 15 años a pesar de que toda la estructura está orbitando la estrella como un carrusel. Esto significa que la estructura del disco es suavemente continua en la dirección de su rotación en la escala de tiempo, más o menos, de periodo orbital del planeta acompañante.

En 1984, Beta Pictoris fue la primera estrella descubierta con un disco brillante de polvo alrededor dispersando luz y escombros. Desde entonces Beta Pictoris ha sido objeto de escrutinio intensivo con Hubble y con los telescopios terrestres. Observaciones espectroscópicas del Hubble en 1991 encontraron evidencias de cometas extrasolares que con frecuencia caen en la estrella.

El disco se ve fácilmente, ya que se inclina de canto y es especialmente brillante debido a una gran cantidad de polvo de dispersión de luz de las estrellas. Lo que es más, Beta Pictoris está más cerca de la Tierra (63 años luz) que la mayoría de los otros sistemas de discos conocidos.

Por ahora Hubble ha visualizado dos docenas de discos circunestelares de dispersión de luz, y de todos ellos Beta Pictoris es el primer y mejor ejemplo de lo que un joven sistema planetario parece, dicen los investigadores.

"El disco de Beta Pictoris es el prototipo de los sistemas de escombros circunestelares, pero puede que no sea un buen arquetipo", dijo el co-autor Glenn Schneider, de la Universidad de Arizona.

Tanto las imágenes de 1997 como de 2012 fueron tomadas en luz visible con el Espectrógrafo de Imágenes de Hubble en su modo de imagen coronográfica.

20minutos.es 20/02/15


Hubble capta la mejor imagen del único sistema de disco de escombros conocido con un planeta