Honey y el cachorro de león blanco Kwanza son grandes amigos y desde que se conocieron son inseparables.
La madre de Kwanza dejó de alimentar al cachorro y tuvieron que ayudarlo a salir adelante.

Durante este período el vínculo que ha desarrollado con el perro es muy especial
y ambos se pasan largos momentos jugando y explorando juntos.

El cachorro Kwanza nació el 12 de noviembre de 2012 y como
se puede ver en el siguiente vídeo es todo una preciosidad.