Siempre hay uno que otro loco que se anima a realizar clavados al agua desde lugares muy altos.
Este hombre realiza un salto impresionante desde un acantilado de unos 30 metros a un lago.