Evitar la formación de escarcha en estructuras será sencillo con este nuevo material. Evitará que tu parabrisas se congele, o que los aviones permanezcan secos.

El hielo en ciertas estructuras es severamente peligroso; en un avión, por ejemplo, la formación de hielo en un avión puede provocar riesgo de accidente aéreo (de hecho, es la mayor causa de siniestralidad aérea del mundo). También genera grandes peligros en líneas de alta tensión, además de en muchas otras infraestructuras. De hecho, si vives en un clima frío, lo habrás sufrido al llegar al coche y encontrártelo helado, sin poder usarlo por la nula visibilidad.

Además, no solo pueden causar grandes daños, sino que generan pérdidas de miles de millones de euros de forma anual. También, y lo que posiblemente sea aún más grave, desecha a la capa freática de la Tierra millones de litros de anticongelante (y por lo tanto, miles de litros de productos químicos muy contaminantes).

Un solo avión comercial gasta 4000 litros de esta sustancia para un solo vuelo, que es totalmente perjudicial para la naturaleza; este líquido lleva glicol de etileno, que es tóxico tanto personas como animales; además, puede incluir otros metales pesados como el cadmio o plomo.

Pero una nueva investigación, publicada en la revista Applied Materials and Interfaces, ha creado un nuevo material capaz de evitar en un 90% la formación de hielo, lo que ahorrará no solo el gasto de las empresas por descongelar infraestructuras, sino también el hecho de verter millones de litros de contaminantes a la capa freática de nuestro planeta.

Usar hielo para combatir al hielo

Lo curioso de esto es que usará el hielo para combatir al propio hielo. No se puede evitar una helada, pero sí se puede ordenador el caos, según ha explicado una de los investigadores integrantes. La escarcha solo se forma cuando el aire que está en contacto con la superficie está frío. Si el aire nunca “toca” esa superficie, no podrá crear la escarcha; de este modo es como se puede evitar la formación de hielo, y así es como lo han hecho los investigadores.


Un modelo a escala del material que evitará la formación de escarcha | Virginia Tech

«Estamos usando la química única del hielo para evitar la formación de escarcha». La prueba inicial consistió en crear una serie de rayas de hielo microscópicas, como surcos elevados. Estas zonas actúan como zonas de sacrificio, formándose franjas de hielo intencional y creando zonas de baja presión. Estas zonas de baja presión extraen la humedad cercana del aire a la franja de hielo más cercana; de este modo, se mantienen las áreas intermedias superpuestas libres de escarcha.

Las “áreas de sacrificio” solamente ocupan el 10% de la superficie, dejando el 90% restante libre de hielo y seco. «Mientras tengas ese patrón adecuado de hielo de sacrificio, el material que uses podría ser prácticamente cualquier cosa. Por lo tanto, hay muchas posibilidades», explica el investigador. El hielo obviamente es ecológico, por lo que no hay ningún problema medioambiental.

Esto permitiría crear materiales aeroespaciales que eviten la formación de escarcha, de modo que no haya que estar descongelando los aviones continuamente en épocas de heladas. Los parabrisas de los coches es otra de las aplicaciones más útiles, por ejemplo.

omicrono.com / Elías Rodríguez García, 18/09/18

Hielo para combatir al hielo: el nuevo material que evitará la formación de escarcha en estructuras