Al ver que el día amanece y todo esta cubierto de nieve, estos osos realmente
se ponen muy contentos pues esta estación del año les encanta.

Salen a correr, rodar, escarbar y hacer cualquier cosa que se les ocurre en la nieve
y su felicidad la contagian a quienes los podemos observar……