Emmy Rossum, Alden Ehrenreich y Alice Englert están en México para promocionar la nueva sensación adolescente del cine

Hermosas criaturas intenta establecerse como la nueva sensación adolescente del cine, aprovechando el fin de Crepúsculo;
sus protagonistas, los debutantes Alden Ehrenheich y Alice Englert, así como Emmy Rossum
están en la ciudad de México para promover su película.

Alden Ehrenreich (23 años) saltó a la fama con su primer film, Tetro de Francis Ford Coppola--aunque la película fracasó en crítica.;
y el anuncio de Dior donde besa a Natalie Portman (ve el video).
Ahora Hollywood intenta instalarlo como el nuevo sueño adolescente.

¿Qué se siente besar a Portman? Alden ríe sorprendido. "¿Sabes? Es realmente talentosa, sabe improvisar,
es lo que nos pidió Sofia Coppola, directora del spot. Se siente... bien...", dice divertido.



"La primera película que me impresionó fue Hook, no sé, es magnífico ver a Dustin Hoffman y Robin Williams,
amaba esa película", confiesa Alden.

Para Alice Englert (19 años) es distinto, su madre es la directora de cine Jane Campion (directora de la aclamada El piano).
"Siempre me gustó el cine, pero supe que este no era sólo entretenimiento como a los 10 años,
cuando descubrí las películas de Stanley Kubrick, me impresionaron".

Los intentos de posicionar a Bellas criaturas como la sucesora de Crepúsculo siempre resultan un poco miopes,
y causan desagrado en algunos.
Estos films, ¿están hechos sólo para ser éxitos monstruosos?

"Definitivamente Hollywood quiere hacer dinero, vaya, es una industria; es algo con lo que no conecto realmente,
para mí está película, la cual amo, está basada en una historia; no la hice por dinero, dice Alice" que da vida a una bruja en el film.

"Nuestra historia es mucho más que simplemente por dinero, es más profundo que eso, es sobre la familia y las diferencias;
no hubieran elegido a Richard LaGravanesse como director si el propósito fuera sólo económico",
dice Emmy Rossum, la chica del film El día después de mañana, (26 años) sorprendida por la pregunta.

"Yo amaba Mi pobre angelito y La sirenita. Recuerdo que tenía pegada una foto de Macaulay Culkin en la tele,
y besaba la pantalla, ¡pensaba que dar un beso se sentía como la electricidad que emanaba de la pantalla!"