¿El aguacate engorda? ¿Tiene mucha grasa? ¿Es bueno para mi dieta? Si todavía te haces estas preguntas, debes aprender más sobre el aguacate.


El aguacate es un alimento atípico. La reticencia a ingerir esta fruta se ha extendido de tal manera, que suele encontrarse en la lista de productos "indeseados" o de "comer con moderación", culpa del pensamiento globalizado de que engorda. Cierto es que el aguacate es una de las pocas frutas cuya composición nutricional es la grasa y no los habituales carbohidratos. Esto le confiere una elevada densidad energética de casi 160 kilocalorías por cien gramos. Sin embargo la mayor parte se trata de grasa monoinsaturada, por lo que su efecto negativo sobre la salud está fuera de toda sospecha y la excepcional cantidad de vitaminas, minerales y fibra que también aporta es mucho mayor que los kilos que se pueda ganar con esta fruta.

Y lo cierto es que hasta la fecha no había demasiada evidencia sobre su relación con la obesidad, pero se publicó un estudio sobre el consumo del aguacate en el que, con los datos de el National Health and Nutrition Examination Survey han analizado la relación entre diversos indicadores y esta sabrosa fruta, mediante la observación de más de 17.000 personas durante ocho años. Los resultados han sido claramente positivos, e indican que aquellas personas que más incluyen habitualmente el aguacate a su dieta, presentan más nutrientes, menos riesgo de síndrome metabólico y menor peso.

Así que, después de derrumbarse el mito de que el aguacate engorda y que hay que consumirlo con moderación, también es necesario saber que este alimento contiene beneficios de salud únicos. La creación del Consejo de Aguacate Hass (HAB por sus siglas en inglés) tuvo su razón de ser para el apoyo a la investigación clínica de los efectos en la salud del consumo de aguacate.

De esta forma queda contrastada que es buena para tus ojos gracias a un caratenoide llamado luteína, con el que el aguacate absorbe los rayos ultravioletas del sol, evitando que le hagan daño a la retina. Además protege los ojos contra la degeneración y la aparición de cataratas.

Tiene propiedades antioxidantes gracias a la vitamina E, que ayuda a revitalizar la piel, haciéndola suave y flexible. El aguacate, además, tiene un alto contenido en beta-sitosterol, un compuesto que mantiene los niveles de colesterol bajos. Y por si fuera poco, ayuda a encontrar y destruir células orales cancerosas. Si quieres una sonrisa bonita, ya sabes qué hacer.

Otra de las razones por las que comer aguacate es porque… ¡está delicioso! En las ensaladas, comidas e incluso solas con un poquito de sal y pimienta deleitan el paladar y te ayudan a estar más sano.

esquire.es / LAURA MARTÍNEZ | 21/08/2014