Podríamos decir que los seres humanos somos una especie muy afortunada. Somos el resultado de unos 4000 millones de años de evolución sobreviviendo a catástrofes y todo tipo de sucesos y crisis. Podemos decir que estuvimos en el lugar adecuado en el momento acertado.

Es evidente que a los seres humanos nos ha tocado la lotería para llegar a ser lo que somos hoy día. Además de sobrevivir a miles de casualidades evolutivas, también hemos crecido en el único planeta habitable en torno a una estrella amarilla en la única zona habitable de la Vía Láctea.

¿Existen zonas habitables en las galaxias?

La respuesta es sí. Las galaxias tienen zonas habitables y otras que no. A lo largo de los 180 000 años luz y los 100 a 400 mil millones de estrellas que componen la Vía Láctea, no todos sus rincones son aptos para la vida.

La Tierra se encuentra a 27 000 años luz del centro de la galaxia y a decenas de miles de kilómetros del otro extremo. Aquí sí podemos estar, como es evidente, pues lees este artículo.

Sin embargo, la Vía Láctea tiene zonas realmente imposibles de habitar. Cuanto más nos aproximamos al núcleo, la densidad de estrellas es mucho mayor. Esta combinación crea una radiación tan enorme que hace que la evolución de la vida tal como la conocemos sea imposible.

Porque la radiación no combina bien con la vida. Pero no es solo el núcleo la zona mala de la galaxia. Los brazos espirales de la Vía Láctea también son peligrosos. ¿Por qué? Porque son zonas de alta cantidad de estrellas en formación, lo que provoca gran generación de radiación.

Por fortuna, nosotros estamos lejos del núcleo y de los brazos espirales, por lo que podemos respirar tranquilos.

¿Cuáles son las zonas habitables de las galaxias?

Según los astrónomos, las zonas habitables de las galaxias deben estar a unos 13 000 años luz de distancia del núcleo como mínimo, y termina a medio camino del disco, a unos 33 000 años luz del corazón de la manifestación cósmica.

Como recordaremos, la Tierra se halla a unos 27 000 años luz del centro de la Vía Láctea, por lo que estamos en plena zona habitable. Así que de momento podemos respirar tranquilos, pues nada parece que pueda entorpecer nuestra plácida vida. Sin embargo, cualquier estrella que pudiera explotar a poca distancia podría provocar un verdadero desastre, aunque no se esperan en los próximos miles de años. Menos mal.

batanga vix.com / Pedro González Núñez 08/10/16

¿Hay zonas habitables en nuestra galaxia?