De pequeños aprendemos que el león macho tiene melena y la hembra no. Pero, como siempre, encontramos excepciones que confirman la regla...


El león macho, con su distintiva melena es, sin duda, uno de los animales con los que nos familiarizamos desde pequeños. Además, Panthera leo es la criatura que nos hace entender el diforfismo sexual entre las especies: los machos tienen melena y las hembras no. Uno de esos dogmas indiscutibles con los que crecemos… aunque lamento informaros de que esta “verdad suprema” no siempre es cierta…

Hace pocos días vi una foto en Instagram de dos melenudos leones apareándose, y enseguida pensé que sería un caso de homosexualidad en el mundo animal. Si bien esto no es nuevo, no sabía de su existencia entre los leones. Sin embargo, al leer el pie de la foto descubrí que en realidad se trataba de una pareja heterosexual, y que lo que parecía un león era sin embargo una leona con melena. Buscando información al respecto descubrí que, efectivamente, ya se conocen otros casos de hembras, tanto en libertad como en cautiverio, que lucen esa apariencia “viril”. En concreto, las leonas con melena han sido observadas en estado salvaje en el delta del Río Okavango en la Reserva de Animales Salvajes de Moremi (Botswana).

¿Para qué sirve una melena?

Los científicos consideran que la calidad de la melena refleja la salud del animal: una melena densa y oscura indica que el animal que la posee es vigoroso y saludable. Además, las hembras prefieren a estos machos ya que les permiten perpetuar su material genético en las futuras generaciones.

¿Entonces, cual es la razón para que una hembra tenga melena? Desde el punto de vista genético, los científicos consideran que la aparición de estas verdaderas "marimachos" es debida a una disrupción del embrión durante la concepción o durante la preñez más avanzada. Estas hembras tienen grandes tasas de supervivencia y el hecho de ser confundidas con machos parece ayudarles a alejar a las hienas y a otros leones rivales de su grupo.

muyinteresante.es / Textos: Julio de Castro y Mabel de Castro. Adaptación: Victoria González

¿Hay leonas con melena?