A 96 años de la muerte de Eduard Buchner, científico alemán y uno de los químicos más importantes de la historia, hoy quiero invitarte a recordar algunos detalles de su vida y a repasar uno de sus descubrimientos más significativos: la fermentación libre de células. El mismo le adjudicó el Premio Nobel de Química en el año 1907, y como no podía ser de otra forma, te contamos todo al respecto en esta nueva entrega de nuestra sección “grandes científicos”.

Ojocientífico.com 12/08/13

Vida de Eduard Buchner

Eduard Buchner nació el 20 de mayo del año 1860, en la ciudad de Munich, Alemania. Allí se formó en el Instituto de Tecnología de Munich (Technische Hochschule), pero a temprana edad sus problemas financieros lo obligaron a dejar sus estudios para trabajar en una fábrica de conservas local durante cuatro años. En 1884, a sus 24 años de edad, consiguió la estabilidad económica que necesitaba para continuar con su formación académica.

Buchner estudió química en la Academia de Ciencias y Humanidades de Baviera, y botánica en el Instituto Botánico de Fisiología Vegetal. Este aplicado joven no perdió el tiempo y cuatro años más tarde, la Universidad de Munich le otorgó un doctorado que le permitió dar clases en la universidad y también le facilitó un laboratorio personal de investigación.

Luego de años de trabajo y de colaborar con varias otras instituciones, en 1918 se trasladó a Berlín, donde comenzó a dar clases de química general en el Colegio de Agricultura y pasó a ser director del Instituto Industrial de Fermentación.

En estos años es que Buchner descubre la fermentación libre de células, uno de sus tantos aportes para la química y uno más fundamental para comprender los procesos de fermentación. Para entonces, los científicos no estaban completamente seguros acerca de los causales de lafermentación, ignorando si se trataba de una reacción química o si una sustancia vital era la verdadera responsable del proceso.

No obstante, gracias a las investigaciones de Buchner, se supo que la fermentación no requiere de células de levaduras intactas ya que en realidad es provocada por una enzima llamada zimasa. Por otra parte, Buchner también demostró que la fermentación puede ocurrir en presencia de oxígeno, un hecho que refuta la teoría propuesta nada menos que por Louis Pasteur.

En 1907 Buchner es galardonado con el Premio Nobel de Química y por sus aportes a las ciencias, es uno de los grandes científicos de la historia.

Cuando en 1914 estalló la Primera Guerra Mundial, Buchner se ofreció como voluntario para el servicio militar. Poco tiempo después, un día como el de hoy, un 12 de agosto de 1917, Eduard Buchner es alcanzado por las numerosas municiones de una ametralladora que lo quitan de este mundo.

La fermentación libre de células

La evidencia de la fermentación libre de células y dirigida por enzimas, descubierta por Buchner, provocó gran revuelo en la comunidad científica. Fue un verdadero golpe para los ideales del vitalismo biológico y los teóricos de los ciclos de la vida en la teoría de la fermentación, reforzando varios de los fundamentos conceptuales de la bioquímica moderna.

Como resultado, las obras de Buchner demostraron cómo se deben de analizar los fenómenos bioquímicos en una serie de pasos discretos y cómo conceptualizar los procesos metabólicos como movimientos a través de etapas reguladas por reacciones de las enzimas. Los hallazgos de Buchner permitieron, entre otras cosas, el estudio de la fermentación bioquímica in vitro.