...Ojocientífico.com 12/08/13

Edmund Halley (Londres, 1656-1742) fue un astrónomo y matemático inglés, conocido por ser el primero en calcular la órbita de un cometa, que lleva su nombre en su honor. También por haber contribuido en la publicación de Philosophiae Naturalis Principia Mathematica de Issac Newton.

Vida de Edmund Halley

Inició su educación en el St Pauls School de Londres, en una época de revolución científica. Se decidió a estudiar en Queen’s College y fue introducido en la astronomía por John Flamsteed.

Antes de dejar el Queen’s College de Oxford, había descubierto las variaciones en las brújulas, y con tan solo 19 años ya había encontrado un mejor método para ver los elementos en las órbitas planetarias. Al ver los numerosos errores en las tablas, y considerando la importancia de la ubicación de las estrellas en el progreso de la astronomía, decidió hacer observaciones en el hemisferio sur -John Flamsteed y Johannes Hevelius ya estaban haciéndolo en el sur-.

En un viaje a Santa Helena en 1676, apoyado por su padre y el rey Carlos II, observó hechos que le hicieron darse cuenta de cómo determinar la distancia de la Tierra al Sol. Dos años después volvíó a Inglaterra con 341 estrellas clasificadas, el paso de Mercurio adelante del Sol, y el catálogo publicado a finales de 1678 que le dió la reputación como astrónomo.

Obra de Halley

Halley visitó por primera vez a Newton en Oxford, en el año 1684, hecho que tiempo después tuvo especial importancia en el desarrollo de la teoría de la gravedad. Newton, Robert Hooke y Sir Christopher Wren estaban buscando una explicación al movimiento de los planetas, especialmente por qué los planetas giraban en torno al Sol sin cambiar la órbita ni caerse.

Durante este tiempo surgieron numerosos conflictos entre ellos, pero un día Newton le confesó que había descubierto el porqué: las órbitas eran elípticas. Desde ese momento, Halley se encargó de ayudar en todo lo posible a Newton en la realización del Principia, que se terminó en 1687. Él tenía la capacidad de reducir gran cantidad de datos a poco espacio.

Además, su mapa del mundo con la explicación de los vientos sobre los océanos fue el primer mapa meteorológico que se hizo, al igual que sus tablas de mortalidad de la ciudad. Comandó el primer navío con fines puramente científicos, Paramore Pink, entre 1698 y 1700, y un año después publicó los primeros mapas sobre campos magnéticos del Océano Pacífico y Atlántico.

Pero sin duda alguna, uno de sus mayores logros sobrevino en 1705, cuando publicó un libro sobre los cometas, en el que describe las órbitas de 24 de ellos, observados entre 1337 y 1682 -este último observado por él mismo en París-. Explicó que los tres cometas históricos de 1531, 1607 y 1682 fueron similares en características, y esos son los que actualmente llamamos cometa Halley en su honor.


Sin duda alguna, Edmund Halley es muy importante para la ciencia, ya que consiguió con sus investigaciones importantes descubrimientos que tienen diferentes aplicaciones, especialmente relacionadas con la navegación.