A este hombre lo tienen con un antifaz en los ojos para que no pueda ver nada y le dicen
que tiene que seguir el sonido que hará una persona para guiarse hasta donde debe llegar.

Pero este hombre es muy atrabancado y en cuanto escucha el sonido,
en vez de caminar despacio hasta donde lo escucho, el corre para llegar rápido al objeto,
mas no se imagina que pueda golpearse.