Google gana un 36% más y su acción se acerca a los 1.000 dólares
Google es el valor tecnológico preferido de Wall Street. Y de nuevo dio motivos. La empresa más potente en Internet cerró el tercer trimestre con un beneficio de 2.970 millones de dólares (2.171 millones de euros), frente a los 2.180 millones de dólares del mismo periodo de 2012, lo que supone un incremento del 36,2% respecto al mismo periodo de 2012. Los ingresos de la sociedad de MountainView ascendieron a 11.920 millones de dólares (8.715 millones de euros), un 5,4% más.


El rendimiento de Google es mejor de lo que esperaban los analistas, lo que hizo que sus acciones subieran cerca de un 6% nada más presentar resultados y superara así por primera vez el nivel de los 900 dólares la acción (658 euros). Poco después los títulos repuntaron todavía más y llegaron a superar los 960 dólares, con lo que casi dobla el valor de un título de Apple. En lo que va de año, la capitalización bursátil del dueño del sistema operativos para móviles Android subió un 25% y se acerca a los 300.000 millones de dólares (219.350 millones de euros).


En lo que va de año la capitalización bursátil del buscador ha subido más del 25%
Larry Page, su consejero delegado, valoró el trimestre como “sólido”. Su imagen contrasta con la de Yahoo, que hace una semana registró una ligera caída en los ingresos en la transición hacia el móvil. En el caso de Google, el precio de la publicidad que se cuelga en sus portales cayó un 8%, pero compensa un alza del 26% en lo que le pagan cada vez que se pincha en un anuncio.


En la conferencia con analistas, Page ha dicho que cada día se activan en el mundo 1,5 millones de dispositivos Android e indicó que el 40% del tráfico de YouTube es generado a través de dispositivos móviles, frente al 6% hace solo dos años. Este es un detalle que gustó a los inversores, que se fijan en como Google avanza a la hora de generar ingresos por esta vía, que le convierte en un poderoso medio comunicación.


El Pais - 17/10/2013


Fuente
Google gana un 36% más y su acción se acerca a los 1.000 dólares | Economía | EL PAÍS