El Economista jefe para Europa de Goldman Sachs, Huw Pill, se ha mostrado muy pesimista con el futuro de España. Pill cree que España aún no ha pasado lo peor de la crisis, la recesión de la economía ibérica se acrecentará en los próximos trimestres con todas las fatídicas consecuencias que ello conlleva.

Según comenta Huw Pill en una entrevista concedida al suplemento económico Negocios, no todo es malo para España, que Moody's no haya rebajado la calificación de la deuda española "son buenas noticias para España". Aunque el representante de Goldman Sachs no cree que esta decisión de la agencia de calificación suponga un punto de inflexión.

España solicitará el rescate pronto


Pill también cree que "España solicitará el rescate al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera y al Mecanismo Europeo de Rescate... y creemos que eso pasará más pronto que tarde". La situación de España es crítica y debería pedir el rescate en próximo mes y o las próximas seis semanas.

Las previsiones de Goldman Sachs para España son devastadoras: "la recesión se va a acelerar en los próximos trimestres. En definitiva, que lo peor está por llegar y no vemos ninguna inflexión en esta tendencia en todo 2013".

La solución para la Eurozona pasa por los Estados más grandes e importantes. España, Francia, Italia y Alemania "son los países por los que pasa el futuro del euro". La línea de crédito diseñada para España es un buen paso para la solución de los problemas, pero "se dirige a promover la estabilización del mercado, no a substituirlo".

La inyección de liquidez ayudará a España, pero el problema de este país es bastante más profundo. Para Huw Pill "a medio plazo es necesario limpiar los balances de los bancos españoles y probablemente reducir de forma significativa el tamaño del sistema financiero español".


Fuente: El Economista