La agilidad que tiene los gatos les permite hacer cosas sorprendentes y chistosas a la vez.
Este gato juega con su dueña a atrapar una pelota trepado en una puerta,
toda vez que la chica se la avienta…