Los cineastas utilizarán Internet como medio para transmitir esta nueva producción



El cortometraje Drifting de Gael García Bernal y Diego Luna se filmó en momentos y mares distintos,
pero le une la amistad de ambos cineastas.

La parte de Luna se rodó primero en el Caribe mexicano; la de García Bernal en Cabo San Lucas, en el Pacífico.

"Creo que en el cine, si va a ser un resultado distinto, esa es la idea, ver qué sucede con cada quién,
cómo resuelve las cosas, dijo García Bernal en una entrevista durante la filmación del corto,
cuya segunda y última parte se estrena el lunes en internet.

"Tenemos unos condicionantes similares, que es que estamos filmando en el agua, estamos en alta mar y eso nos condiciona,
que son tres actores y un espacio azul. A ver qué sutilezas, qué diferencias pueden haber",
añadió al actor y realizador mexicano, quien en 2007 debutó como director con Déficit.

Drifting, hablado en inglés con algunos diálogos en español, sigue a un grupo de amigos que intentan convencer a uno de ellos
de que vaya a la boda de otro. Refleja cómo los amigos pueden tolerar bromas muy pesadas y ser los más duros críticos
en favor de la honestidad y el cariño.