La cantante sale bien de la operación de cadera, agradeció el apoyo que le brindaron
sus seguidores para afrontar el difícil momento




Lady Gaga quiso estar cerca de sus seguidores durante el día de ayer miércoles,
cuando fue operada de la lesión que sufrió hace un mes en su cadera,
y que la obligó a suspender el tramo final de su gira Born This Way Ball.

"Me voy al quirófano ahora mismo. Muchísimas gracias por enviarme todo su cariño
y apoyo. Soñaré con ustedes", tuiteó la estrella.

De manera más extensa, la popular cantante quiso agradecer de nuevo el apoyo recibido una vez acabó la operación,
en una carta abierta en su página web en la que destacó la ayuda que sus fans habían
supuesto para afrontar su lesión y para llevar mejor el dolor.

"Gracias, monstruos [nombre con el que la artista se refiere a sus fans].
Realmente me dieron muchísima fuerza hoy. Todo ha pasado muy rápido, pero cuando llega el momento de afrontarlo,
he tenido presentes las historias y las experiencias que me compartieron sobre sus vidas.
Me dejaron absolutamente sin palabras, cuando los conocí en cada concierto,
leído en sus letras y visto cómo se comunican unos fans con otros en todos los lugares del planeta
para crear una comunidad en la que cada uno apoya al otro", escribió la cantante.

Además de cómo contribuyen a esta comunidad que gira alrededor de Lady Gaga,
la cantante subrayó en su misiva el profundo respeto que siente por sus seguidores,
a quien admira por las situaciones individuales que afronta cada uno de ellos.

"Cuando me colocaron en la silla de ruedas hoy para llevarme al quirófano, pensé en todo su dolor y perseverancia,
sus situaciones familiares, ambientes en el colegio, problemas de salud,
el hecho de que algunos no tengan hogar o sus problemas de identidad.
A veces son tan valientes que llego a sentir miedo.Me pregunto cómo es siquiera posible", les aseguró.

A pesar de la tristeza que le ha provocado tener que cancelar sus últimos conciertos y el dolor que le ha impedido
andar en las últimas semanas, Gaga relativizó sus preocupaciones recordando las difíciles experiencias
de algunos de sus admiradores, lo que le hizo concluir que su problema era afortunadamente sólo "temporal".

"Pensé para mí misma: 'Estoy viva, estoy viviendo mi sueño, y esto es sólo un bache en el camino'.
Estoy agradecida porque sé que esto es temporal, y sé que para algunos sus problemas no lo son.
Han cambiado mi vida. Los quiero y estoy orgullosa de ser parte de sus vidas. Si pueden hacerlo, yo también puedo,
y si estamos juntos, podemos superarlo todo", les alentó.