Su aspecto es parecido al del tomate cherry pero su sabor nada tiene que ver con éste vegetal. El physalis es un fruto originario de Sudamérica utilizado en la época medieval como laxante natural que a día de hoy se cultiva en Colombia, Perú, España y Sudáfrica. Redondo, carnoso y con un color anaranjado, posee un sabor agridulce que se utiliza comúnmente para elaborar chutneys, mermeladas yogures, helados o para decorar cócteles y tartas.


Aunque en la actualidad está fuera de temporada, ya que madura desde finales de verano, concretamente agosto, hasta el mes de noviembre, en Exotic Fruit Box disponen de una newsletter que te avisa cuando el fruto ya está perfecto para su consumo y enviártelo si decides hacer un pedido.

Lo más llamativo del physalis es la envoltura que lo recubre. Una especie de hojas muy decorativas que lo protegen de plagas, insectos y de cualquier cambio climatológico.

En cuanto a valor nutricional, contiene mucha vitamina C, purifica la sangre gracias a su gran poder antioxidante, ayuda en las dietas de adelgazamiento gracias a su bajo contenido en calorías y a su efecto laxante y también ayuda a calmar la ansiedad gracias a los flavonoides. Su ingesta también se recomiendo en personas que suelen padecer cualquier tipo de inflamación urinaria y retención de líquidos, ya es muy diurética.

tapasmagazine.es / Jimena Espiga, 19 enero 2019

Frutas que no conocías y deberías conocer: physalis