yalosabes.com 11/09/13

Estas singulares flores de hielo, que flotan sobre los mares del Ártico y de la Antártida, son formadas a partir de los vapores de agua que se escapan de las fisuras y huecos de la capa de hielo superficial y que, al entrar en contacto con el aire frío, se congelan dando lugar a estas extrañas y bellas formas.


El proceso que ocurre a unas temperaturas próximas a los 22 grados bajo cero se le conoce como cristalización de la sal sirve de núcleo para la formación de la flor, de ahí las estructuras de las flores crecen verticalmente a medida que el aire húmedo va entrando en contacto con la escarcha recién formada.

Un curioso fenómeno que según los científicos podría explicar el origen de la vida en la tierra, ya que estas flores también producen sustancias químicas, como formaldehídos, que pueden dar pistas sobre el origen de la vida en la Tierra.


Así mismo, esto lugares se convierten en un laboratorio ideal para estudiar diversos microrganismos que habitan en estas frías regiones.