Fantasmas de merengue



¡Qué susto los fantasmas! La prueba de que existen está aquí, eso sí, inofensivos y riquísimos. El secreto del merengue está en montar bien las claras (sin nada de yema) y secarlas a temperatura baja en el horno durante un largo tiempo de al menos 2 horas para que pierdan la humedad. ¿Tienes algún truco tú para hacerlo?

Ingredientes:

3 ó 4 claras de huevo (sin nada de yema)

60 g de azúcar granulado

1 cucharadita de zumo de limón

Lápiz de pastero negro o sirope de chocolate para pintar

Preparación:

* Con ayuda de las varillas eléctricas, montamos las claras con el zumo de limón hasta que doblen su volumen.
* Añadimos azúcar quede bien blanqueadas y firmes, a punto de nieve.
* Pon las claras en una manga pastelera y forma los merengues (pon la boquilla normal, no la rizada).
* Hornea en horno precalentado a 90 º C durante dos horas.
* Después, para el horno y deja que se enfrien dentro del horno.
* Una vez fríos, haz los ojos y la boca con el lápiz de pastelero o pinta con un poco de chocolate.