Hasta personalidades como Elon Musk tienen ciertas dudas al respecto. Charlamos con la presidenta de la Asociación Española de Egiptología para que nos resuelva algunas dudas


Desde hace algunos años proliferan en la red algunas hipótesis de dudosa procedencia que, sin embargo, cada día parecen ganar más adeptos. Una de estas curiosas ideas es aquella de que es imposible que las pirámides de Egipto pudieran construirlas los egipcios, sino que tuvieron que hacerlas seres venidos nada más y nada menos que de otros planetas. La idea de que en el pasado pudieron llegar extraterrestres de galaxias muy lejanas, sentar las bases de la construcción de estos monumentos funerarios y después marcharse de nuevo a sus planetas, ha cobrado popularidad en los últimos años en buena medida gracias a programas de televisión de pseudociencia.

Esta creencia en concreto proviene de la conocida como 'hipótesis de los antiguos astronautas', que sostiene que los seres humanos son descendientes (o creaciones directamente) de seres extraterrestres que visitaron la Tierra hace miles de años. Viene a explicar que la mayoría de seres híbridos de las mitologías antiguas serían creaciones de estos alienígenas, y que por ello en muchas ocasiones los relatos religiosos hablan de "seres venidos del cielo". Los defensores de estos antiguos astronautas creen que construyeron algunas estructuras que hay en la Tierra como las pirámides de Egipto o los moáis de la Isla de Pascua. Sería una buena solución a la Paradoja de Fermi, sin duda.

Seguramente la construcción de las pirámides costó muchas vidas, pero más probablemente a causa de accidentes que de latigazos, como hemos visto en las películas

Un artículo reciente publicado en 'Vice', asegura que son muchos los jóvenes que parecen estar de acuerdo con esta hipótesis. "La gente siempre tendrá una idea alternativa en lugar de aceptar que un pueblo no europeo fuera capaz de construir arquitectura monumental, a pesar de que hay registros escritos de que lo hicieron, porque básicamente estaban allí", explica en el artículo el egiptólogo Nicky Nielsen, de la Universidad de Manchester. Y no solo los jóvenes, también Elon Musk, considerado uno de los hombres más capaces del mundo, afirmó (es posible que irónicamente) en Twitter en verano del pasado año 2020 que los antiguos egipcios no podían haber construido las pirámides (tras hacerlo, el Gobierno Egipcio le invitó a verlas con sus propios ojos para hacerle cambiar de opinión).

¿Por qué a tanta gente le cuesta creer que nuestros antepasados construyeran las pirámides? Heródoto escribió en su día: "La Gran Pirámide se construyó sobre la colina en una recesión de gradas, que algunos denominan repisas, y después de darle esta primera estructura fueron izando los restantes sillares mediante máquinas formadas por maderos cortos, subiéndolos por el suelo hasta la primera hilada de gradas. Sea como fuere, lo primero que se terminó fue la zona superior de la pirámide, luego ultimaron las partes inmediatamente inferiores (...) en la pirámide consta, en caracteres egipcios, lo que se gastó en rábanos, cebollas y ajos para los obreros". A pesar de que está registrado por escrito, aquellos que se niegan a creer que una civilización como la egipcia, pese a ser una de las más avanzadas de su época, pudiera construir pirámides se basan en algunas premisas:

Nadie puede dar una explicación lógica sobre cómo se construyeron

Subir esos bloques de piedra a través de una rampa es imposible

Es muy extraño que las pirámides se encuentren alineadas perfectamente con el cinturón de Orión

Es aún más extraño que civilizaciones que no tenían contacto construyeran edificaciones tan similares


No podían tirar de cuerdas para mover los bloques de piedra pues la soga es un invento chino y por aquel entonces ni se había inventado ni, como es lógico, se conocía China (en realidad los antiguos egipcios fueron probablemente la primera civilización que desarrolló una herramienta especial para hacer cuerdas, elaboradas principalmente con juncos).

¿Podrían tener razón?

Es cierto que la civilización egipcia siempre ha fascinado por sus misterios. Quizá por ello mismo, proliferan hipótesis alternativas de esta índole. Desde El Confidencial nos hemos puesto en contacto con Rosa Pujol, presidenta de la Asociación Española de Egiptología, para que nos ayude a desentrañar alguno de estos misterios, desmentir creencias populares, explicar las premisas en las que se basan los incrédulos y, en general, dar una respuesta a las miles de preguntas que surgen sobre las pirámides.

Aún no sabemos cómo se construyeron las pirámides

En este punto, los incrédulos tienen razón. "Es la pregunta del millón", apunta Rosa. "En nuestra Asociación recibimos teorías a cientos, a cual más descabellada, pero, a día de hoy, no contamos con pruebas concluyentes que nos permitan afirmar cómo se construyeron. Quizás podríamos hablar de cómo NO se construyeron. Por ejemplo, la teoría de rampas de arena parece estar totalmente descartada".

¿Por qué tantas culturas decidieron construir pirámides?: "Todas tendían a buscar la inmortalidad, y ello comportaba que, de alguna manera, quisieran elevarse hacia sus dioses"

La presidenta señala que lo que sí es cierto es que subieron inmensos bloques de piedra a gran altura, pero insiste en que eso no es motivo suficiente para pensar en extraterrestres. "Las pirámides están referenciadas en los textos, todas ellas tenían nombre, y eran, simplemente tumbas de faraones. Desmesuradas, pero solo tumbas", indica. Muchos egiptólogos hablan de un sistema de poleas, pero como apunta Rosa, no hay nada claro, lo que conlleva a aumentar el misterio.

No, no las construyeron esclavos

Rosa también recalca que no hay evidencias de que hubiera esclavos en Egipto, pese a la creencia popular, basada probablemente en los textos bíblicos. "No los había en el sentido de compraventa de personas. Sí que había prisioneros de guerra que se daban como recompensa a los militares y altos cargos. Estos prisioneros trabajaban por el alojamiento y la comida, pero siempre se los considera sirvientes, no esclavos. En la construcción de las pirámides trabajó un gran número de gente. Debemos tener en cuenta que el Nilo se desbordaba todos los años anegando los cultivos, durante ese tiempo los campesinos quedaban ociosos, y los faraones los reclutaban para trabajar en sus monumentos funerarios. Seguramente la construcción de las pirámides costó muchas vidas, pero más probablemente a causa de accidentes que de latigazos, como hemos visto en las películas", apunta.

¿Por qué se construyeron en varios países?

Una de las dudas más extendidas (y que muchos incrédulos apuntan) es el hecho de que se erigieran pirámides muy parecidas en lugares del mundo muy alejados entre sí, que jamás habían tenido relación. "Todas las culturas antiguas, y sus religiones, tendían a buscar la inmortalidad, y ello comportaba que, de alguna manera, todos quisieran elevarse hacia sus dioses. Fuera en forma de pirámides aztecas o mayas, de zigurats, o de pirámides puras", señala Rosa. "Particularmente, a pesar de que encontramos estructuras piramidales en otras culturas, yo no doy crédito a que estuvieran relacionadas entre sí. Estaban demasiado alejadas geográfica y temporalmente como para que pudieran haber tenido conexión".

No, no es una construcción tan sencilla como creemos

A veces, muchas personas en su afán por explicar que los egipcios construyeron las pirámides (y no los extraterrestres), apuntan que es una de las construcciones más básicas y sencillas. En realidad, no es cierto. "Les costó algunos fracasos llegar a dar con la inclinación precisa para que no se viniera todo abajo", explica Rosa. "Realmente parece sencillo, la pendiente de 51º sería la misma que forma un montón de arena, pero construir un monstruo de 146 metros de altura con 2 millones y medio de bloques de piedra, con un peso de 2,5 toneladas cada uno debió resultar muy difícil. El cuadrado de la base tiene 230 metros de lado. Podemos imaginar la dificultad de construir esta estructura sin grúas, y sin los elementos con los que contamos hoy en día".

¿Está alineada con la constelación de Orión? ¿Magia?

"No debemos olvidar que los antiguos egipcios tuvieran grandes conocimientos astronómicos. Ellos ya tenían un año de 365 días, compuesto por tres estaciones de cuatro meses y 12 meses de 30 días"; indica la presidenta. "Esto daría 360 días, pero añadían 5 más a los que llamaban ‘epagómenos’ o sobrantes en los que celebraban fiestas. Conocían perfectamente los cambios de estación y la posición de las estrellas, y distinguieron las estrellas que variaban su posición en el firmamento de las circumpolares, o siempre visibles, por lo que no es extraño que las tres pirámides estén paralelas y perfectamente orientadas a los cuatro puntos cardinales. La teoría del Cinturón de Orión resulta algo discutible, ya que la posición de las estrellas ahora no es la misma que entonces".

Muchos piensan que construir una pirámide era sencillo, pero no es así. A los egipcios les costó algunos fracasos llegar a dar con la inclinación precisa para que no se viniera todo abajo

En conclusión, más que de antiguos astronautas, habría que hablar de los prejuicios que tenemos contra aquellos que nos precedieron, pues parece que tendemos a pensar que fueron menos inteligentes que el hombre actual. Rosa, sin embargo, opina diferente: "Puedo asegurar que los estudiosos de culturas antiguas no solo no pensamos que nuestros antepasados fueron inferiores, sino que, más bien al contrario, los admiramos profundamente por los logros conseguidos con tan escasos medios, y les agradecemos infinitamente su sabiduría y su legado".

elconfidencial.com / AdaNuño, 09 marzo 2021

¿Extraterrestres haciendo pirámides? Una egiptóloga explica qué se sabe realmente de su construcción