La Reina del pop luce una cara hinchada y desmejorada, llama la atención su aspecto



Madonna vuelve a estar en los titulares de la prensa estadounidense por lucir un rostro hinchado y demacrado,
la primera teoría es que su aspecto es el resultado de varias cirugías estéticas pero también se cree que se debe al paso de los años.

Casi por cumplir 55 años, la Reina del pop sorprende a propios y a extraños por dejarse ver con una cara irreconocible
y con los estragos del paso del tiempo, por ejemplo, la aparición inminente de las arrugas, con las que lucha desde hace tiempo.

A pesar de que Madonna ha hecho de todo para lucir más joven, parece que al final los carísimos tratamientos de belleza
a los que se somete no le han funcionado como ella quisiera.

Lo que es innegable es la condición física que caracteriza a Madonna, pues es dueña de una figura atlética y musculosa.