Cuando hablamos de telepatía no solo hablamos de los farsantes que hacen shows demostrando que pueden adivinar lo que pasa por la mente de una persona; también hablamos de aquellos momentos en que sentimos que adivinamos lo que alguien está pensando, o justo nos llega una llamada de una persona a la que estábamos recordando. Pero, ¿la telepatía es real? ¿Hay una explicación científica viable para la misma?

..........

La telepatía y las llamadas telefónicas

El cientifico Rupert Sheldrake realizó un estudio en el que demostró que en más del 45% de las ocasiones las personas podían adivinar quién las estaba llamando cuando el teléfono sonaba. Si bien esto es algo que suele pasarle a mucha gente, no es suficiente prueba científica de que existe la telepatía, especialmente si tenemos en cuenta que la muestra para el experimento eran cuatro personas.

Sin embargo, aunque el experimento pueda ser un fraude, no deja de ser interesante el hecho de que la forma más común de “telepatía” está directamente relacionada con las llamadas de teléfono.

Otras investigaciones sobre telepatía

Lo cierto es que la investigación de Sheldrake no es la única: cientos de experimentos e investigaciones científicas se han llevado a cabo para probar si existe la telepatía o solo es un mero invento de charlatanes.

Experimentos con telepatía y pruebas matemáticas parecen probar que la telepatía existe, pero lo cierto es que esta rama necesita de un mayor nivel de evidencia que otras para probar con claridad que es real. ¿Por qué? Porque la mayoría de la gente cree en la telepatía basándose en sus propias experiencias y, aunque los científicos apoyen en su mayoría la existencia de la telepatía –a excepción de los psicólogos, que son más escépticos–, las pruebas nunca son concluyentes.

Los detractores

Como siempre en el mundo científico, existen detractores que creen que la telepatía y los poderes mentales no tienen ninguna explicación científica y que, lógicamente, no existen. Peter Atkins, profesor de la Universidad de Oxford, cree que hacer investigaciones sobre este tema es una pérdida de tiempo, ya que se puede decir que la telepatía es una habilidad, y si así fuera, la selección natural la habría hecho algo mucho más común con el fin de sobrevivir.

Probablemente, la razón por la que los científicos están en contra de la existencia de la telepatía, es porque eso significaría que los parámetros por los que nos guiamos hoy en la física, la neurociencia y la biología están completamente mal, y habría que volver a empezar.

Ojocientífico.com 15/11/13