Una cebra de lo más pintoresca se ha hecho viral en Internet gracias a su peculiar apariencia: en lugar de ser blanca y negra, ¡es blanca y dorada! Algo así como una cebra rubia.

En verdad, se trata de una cebra con albinismo parcial, lo que es menos frecuente todavía. Y fue por primera vez vista en su hábitat natural, libre y salvaje junto a una manada de cebras comunes.

Cebra albina en su estado salvaje


El albinismo es una condición genética que afecta tanto a los seres humanos como a los animales. Durante mucho tiempo se creyó que las cebras albinas, al igual que cualquier otra especie con la misma característica, eran discriminados y apartados de sus manadas por ser diferentes, y por eso se las ha rastreado y cuidado especialmente.

«El albinismo parcial significa que el animal tiene significativamente menos melanina, un pigmento natural que se encuentra en la piel. Como resultado, las rayas aparecen de color pálido», explica National Geographic.

Y esta específica cebra con albinismo parcial no solamente es increíble por su aspecto excéntrico, sino también porque demuestra que puede sobrevivir perfectamente en su estado salvaje, junto al resto de las cebras comunes y silvestres sin ser apartada.

El fotógrafo Sergio Pitamitz fue el responsable de captar a esta belleza en un parque de Tanzania. Las cebras con albinismo parcial son muy poco comunes, y por lo general son vistas solo en cautiverio.

Esta es la primera vez que se tienen pruebas concretas de una cebra parcialmente albina teniendo una vida normal como cualquier otra cebra en su estado más primitivo.

vix.com / Romina Fierro, 05 abril 2019

Existe al menos una cebra rubia salvaje y finalmente la podemos ver