Venus es a menudo descrito como el gemelo malvado de la Tierra, y es que, en cierto modo, es el mundo más parecido a la Tierra en tamaño, masa, distancia y composición química. Sin embargo, mientras que la Tierra es un refugio para la vida, Venus posee una densa atmósfera rica en CO2 en la que vemos nubes de ácido sulfúrico corrosivo sobre una superficie desértica tan caliente como para derretir el plomo.

Aunque Venus es actualmente un mundo insoportablemente caliente y seco, bien pudo una vez ser un planeta cubierto por océanos. Investigaciones anteriores sugieren que la atmósfera de Venus pudo retener importantes cantidades de vapor de agua en el pasado, pero, probablemente, un aumento de las temperaturas impidieron que esa agua se enfriase y se convirtiese en la lluvia que habría enfriado su superficie.

Ahora, un nuevo trabajo indica que Venus podría haber poseído una vez extraños océanos de dióxido de carbono.

En la Tierra, el CO2 lo encontramos en forma gaseosa, pero bajo las condiciones adecuadas de temperatura y presión, puede existir como un sólido o un líquido. Una vez se alcanza el punto crítico de temperatura y presión combinada, el dióxido de carbono puede entrar en un estado “supercrítico”. Un fluido supercrítico como este puede poseer propiedades de ambos estados, líquidos y gases. Por ejemplo, puede disolver materiales como un líquido, pero fluir como un gas.

Para ver cuáles son los efectos del dióxido de carbono supercrítico en Venus, Dima Bolmatov, físico teórico de la Universidad de Cornell, investigo las propiedades inusuales de la materia supercrítica. En simulaciones informáticas, comprobó que la materia supercrítica puede cambiar dramáticamente sus propiedades, de parecerse a un gas a comportarse como un líquido.

La presión atmosférica en la superficie de Venus es actualmente más de 90 veces la de la Tierra, pero durante los primeros instantes del planeta, la presión habría sido posiblemente decenas de veces mayor. En tales condiciones, Bolmatov piensa que el dióxido de carbono pudo alcanzar este estado supercrítico.

El trabajo ha sido publicado en la revista Journal of Physical Chemistry Letters.

espacioprofundo.es 30/12/14

¿Estuvieron los mares de Venus llenos de CO2? | Espacio Profundo