Científicos chinos han desarrollado un material para construir aviones indetectables por los radares actuales.

Muchos sistemas de radar son usados en diferentes ámbitos de la sociedad hoy día. Tecnologías de comunicación, radares de carretera para detectar la velocidad a la que circula un determinado vehículo, o la detección de aviones por parte del ejército, son varios de los usos que se les dan a estos dispositivos a diario.

Pero el material del que hablamos hoy, tal vez sea el responsable de que los ejércitos de todo el mundo tengan que buscar otra tecnología de detección. Este es el secreto para construir aviones indetectables mediante radares de microondas.

Aviones indetectables con absorción de microondas

Científicos de la Huazhong University (China) han publicado recientemente un artículo en el que explican haber conseguido desarrollar un material invisible a ojos de los más sofisticados sistemas de radar actuales. Además, podría usarse en el recubrimiento de aviones militares o drones para esquivar completamente las exhaustivas medidas de detección del espacio aéreo controlado por cualquier ejército.

Los sistemas de detección por radar funcionan con un emisor y un detector de ondas de una determinada frecuencia, el cual tiene la capacidad de calcular parámetros como la velocidad o situación de un objeto a cierta distancia. Para ello, el emisor dispara una serie de ondas que rebotan contra cualquier objeto a su paso, y acaban siendo detectadas para el receptor para su posterior análisis. Pero ¿qué ocurre si las ondas emitidas son absorbidas, y no rebotadas, por el objeto a detectar? Que se obtiene un sistema indetectable por los radares convencionales.

Si bien en la actualidad ya existen materiales con estas cualidades, el material de “Superficie Selectiva de Frecuencia Activa”, o simplemente AFSS, es una alternativa más eficiente cuyo grosor (0,04mm) consigue recubrimientos 10 veces más finos que los actuales. Cualidad que, en la opinión de Wenhua Xu, principal responsable del proyecto, lo convierte en un material ideal para recubrir cualquier tipo de vehículo que necesite ser camuflado. ¿Lo mejor de todo? Que esta tecnología está explicada abiertamente en su artículo, nada de secretos de estado.

Se espera que China aplique esta innovadora tecnología a su caza J-31, el cual parece superar en algunos aspectos al modelo americano F-35C, sobre el cual claramente han sido inspirados los ingenieros asiáticos. El AFSS es sin duda un ejemplo más de las innegables capacidades del ejército chino, plantando cara al ejército de los EEUU, siendo este uno de los más tecnológicamente avanzados del momento.

omicrono.com / 16 noviembre, 2015 — Pedro Mepal

El material que permite construir aviones indetectables