Con el reloj más preciso del mundo no tendrás excusa para llegar tarde a ningún sitio. Lo malo es que no lo puedes llevar en la muñeca.

No sólo es bastante grande, sino que es un reloj atómico, que usa átomos de estroncio, un elemento que es capaz de arder espontáneamente en contacto con el aire.

Pero lo bueno que tiene basar un reloj en este elemento es que te abre muchas más posibilidades aparte de contar el tiempo, como han demostrado los científicos del NIST (Instituto NAcional de Estándares y Tecnología) en EEUU.

...

El reloj más preciso tiene más utilidad que dar la hora

El mecanismo del reloj no se parece mucho al de ninguno que te puedas imaginar. Consiste en “bañar” átomos de estroncio con rayos láser muy estables, en una frecuencia tal que provoquen que los átomos vibren a una frecuencia de 430 billones de veces por segundo.

Este reloj atómico ha conseguido superar el récord de precisión anterior; es tan preciso y estable que no perderá ni ganará un segundo en los próximos 15.000 millones de años. Esa es aproximadamente la edad del Universo, por poner una referencia, y gracias a estas mejoras ya es tres veces más preciso que el año pasado.

No sólo eso, sino que también puede usarse para medir los cambios de gravedad con gran precisión; como sabemos gracias a Einstein, la gravedad afecta al paso del tiempo, y por eso los relojes de los satélites van mas rápido que los que están a nivel del mar, por ejemplo.

Este reloj atómico es capaz de medir la variación en la gravedad en sólo dos centímetros de altura respecto la superficie terrestre; sus creadores esperan que cuando alcance una precisión de 1 centímetro pueda ser usado para geodesía relativista, consistente en usar relojes para tomar medidas ultra-precisas de la forma del planeta Tierra.

omicrono.com 22 abril, 2015 — Adrian Raya

El el reloj más preciso jamás construido