Seguramente has visto medusas comunes que tienen tentáculos que se mueven cuando nadan. La Deepstaria Enigmatica es una especie de medusa que no posee esos tentáculos y que tiene una forma tan rara que se parece a una simple bolsa plástica en el océano. Hasta el momento no había sido filmada detalladamente. Jacques Cousteau fue de los primeros en observarla e identificarla, de ahí su nombre que hace alusión al submarino Deepstar 4000. Ahora, con una tecnología de baja luz se pudo capturar en video para estudiarla mejor.
¿Por qué es tan difícil estudiarla?
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.

Está medusa vive a más de 900 metros de profundidad en el Golfo de México y en el Océano Índico. Esto hace que sea complicado encontrarla y mucho más estudiarla. Hasta ahora los científicos tenían restos parciales encontrados de especímenes muertos, pero con la nueva tecnología pudo filmarse y verla en su propio hábitat.

Para encontrarlas sin cambios abruptos en su comportamiento, los científicos usaron una cámara que puede usarse en completa oscuridad. Se coloca en una esfera de vidrio que le permite tener sensibilidad pero no molestar a los animales, capturando la bioluminiscencia. La cámara se coloca en un vehículo controlado de forma remota, el Hércules, manejado por los científicos desde otro sitio.

¿Cómo se alimentan?


La mayoría de las medusas usan los tentáculos para capturar a sus presas, pero la D. Enigmatica no los posee. Los científicos creen que usa todo su enorme cuerpo con forma de campana para emboscar a los animales y obtener comida.

La idea es no perturbar las profundidades marinas, y con esta cámara Canon seguramente podrán observarse otros animales que no han podido encontrarse antes. Un gran porcentaje de las especies del mundo está en los mares, así que nos falta mucho por conocer. ¿Qué te parece esta medusa con forma de bolsa plástica?

vix.com / Katia Silveira, 14 mayo 2018


Esta misteriosa medusa de las profundidades se confunde con una bolsa plástica y asombra a científicos