ASASSN-15lh llega a los registros como la supernova más potente que hayamos descubierto, y eso es decir mucho.

Una supernova es la gran explosión que marca el principio del fin de la vida de una gran estrella, cuando consume más de lo que tiene y termina desestabilizándose y convirtiéndose, con suerte, en una enana blanca.

La explosión de una supernova es muy brillante, pero dentro de ese marco todas son muy parecidas entre sí, y sólo una de cada mil destaca del resto de alguna manera. “Destacar” es un verbo que se queda corto para explicar la supernova ASASSN-15lh, y los científicos que la descubrieron el pasado 14 de julio aún están maravillados por su potencia.

La supernova más potente fascina a los científicos

ASASSN-15lh es el doble de brillante que la anterior supernova más brillante hasta ahora, destrozando completamente la escala; es 570.000 veces más brillante que nuestro propio Sol. En apenas cuatro meses soltó tanta energía como el Sol soltará durante toda su vida, para que os hagáis una idea de que estamos ante algo muy grande… o muy pequeño.


Comparación en falso color del antes y el después de la gran explosión estelar.

Porque ASASSN-15lh es ridículamente pequeña en la escala cósmica: tiene un diámetro de apenas 16 kilómetros. Es una bola muy densa de gas, y por lo que sabemos probablemente sea un magnetar, o magnetoestrella, fruto de la explosión de una gran estrella que rota a altas velocidades y tiene los campos magnéticos más grandes que se conocen.

Esta estrella es tan especial que está haciendo que los científicos se planteen seriamente lo que creen saber de las supernovas. En palabras de uno de los descubridores “Es como si la naturaleza cogiese todo lo que sabemos y suba el volumen a 11″

Fuente | IFLScience | Popular Science

omicrono.com / 14 enero, 2016 — Adrian Raya


La supernova más potente jamás vista