Las especies invasoras están actualmente en el epicentro del debate científico internacional debido a que se han reconocido como una de las consecuencias más dramáticas de la acción del hombre sobre la naturaleza. Numerosísimas son ya las especies animales y vegetales que se encuentran en esta categoría, pero hoy quiero hablarte de una verdaderamente espectacular que asola los ríos europeos, el siluro.


Características del siluro

El siluro del que hablaremos hoy (Silurus glanis) es un pez de agua dulce perteneciente a la familia de los silúridos, donde se encuentran también otras especies de peces gato famosos por sus curiosos hábitos conductuales, entre otras cosas.

Estos peces se caracterizan por no poseer escamas y tener una piel muy mucosa que hace muy difícil cogerlos con las manos. Son alargados y pueden llegar a medir hasta 3 metros de largo y pesar más de 150 kg, aunque hay escritos de siglos pasados que hablan de ejemplares muchísimo mayores.

Son altamente resistentes, por lo que toleran la contaminación y la baja oxigenación del agua. Pueden vivir en agua dulce o salobre y tienen una gran actividad sobre todo nocturna, momento en que escarban el fondo con su gran cabeza y sus “bigotes” buscando alimentos.

Una especie invasora de alto impacto ambiental

Este pez es oriundo de los grandes ríos del este de Europa y el oeste asiático, y es el mayor pez de agua dulce del continente europeo. Llegó a los ríos occidentales de dicho continente de manera artificial, trasladado por el hombre con el objetivo de emplearlo para la pesca deportiva así como para el consumo. Así, ha llegado a áreas tan diversas como Alemania, Francia, Holanda, Inglaterra, Grecia, Turquía y España, donde han sido capturados ejemplares de tamaños monstruosos.
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.
Al ser un oportunista, voraz y agresivo depredador, se ha adaptado muy bien a muchos entornos, donde compite con las especies nativas causando un impacto ecológico aún por determinar. Se sabe, por ejemplo, que en su fase juvenil se alimenta de pequeños invertebrados del fondo y otros que caen al agua, pero en su fase adulta además de comerse otros peces, devoran roedores, ranas, tortugas e incluso a los patos. Algunos estudios han mostrado que la abundancia de aves acuáticas ha disminuido significativamente en los sitios donde hay siluros, lo cual podría sugerir que hay un impacto ecológico directo al ser devoradas, o incluso, que las aves se vayan evitando la amenaza de este pez, alterando así los ecosistemas acuáticos autóctonos.

Datos curiosos sobre el siluro

Para finalizar, dos datos curiosos. Los siluros son capaces de trasladarse cientos de metros fuera del agua buscando nuevas lagunas cuando las suyas se desecan o ya no quedan alimentos suficientes para ellos, por lo que no son raros los sustos que se llevan los pobladores del campo al encontrarlos entre la vegetación de sus cultivos, por donde han ido trasladándose aprovechando la oscuridad y las baja temperaturas de la noche.

Por último, debes saber que una sola hembra de siluro puede poner más de 350000 huevos con un período de incubación que puede ser solo de entre 2 y 10 días, así que las generaciones continuas y crecientes de este enorme pez están garantizadas y la tarea de eliminarlo parece ya imposible.

Ojocientífico.com 15/12/13