Los hospitales de Cruces (Bilbao), Clínic de Barcelona y La Paz de Madrid se integran en dos ensayos para aplicar un fármaco ya existente utilizado contra virus de la misma familia


Virus SARSCov-2 (rojo) emergiendo de las células de un paciente (verde) / NIAID.

España va a aportar pacientes voluntarios de COVID-19 para dos ensayos clínicos internacionales que comprueban la eficacia de un medicamento (ya existente) contra el coronavirus. Los centros de Cruces (Bilbao), Clínic de Barcelona y La Paz en Madrid se han unido al proyecto para testar la eficacia del fármaco Remdesivir de la farmacéutica Gilead. Participan hospitales de Italia, Alemania y Francia.

La idea de acelerar los estudios con esta molécula se basa en que el producto ya está siendo usado para el tratamiento de otras enfermedades que son causadas por coronavirus. Es decir, patógenos de la misma familia del que causa la COVID-19. La hipótesis es que, al aplicarse a microbios de parecida naturaleza, pueda replicar efectos positivos.

El ensayo está en fase III. Eso implica que el medicamento se utiliza en seres humanos para medir su efectividad y los posibles efectos no deseados. Uno de los trabajos se centrará en enfermos en estado más grave para observar si consigue aplacar la fiebre y mejorar la capacidad respiratoria de estos pacientes. El trabajo implica a 400 personas que recibirán este fármaco durante 14 días. Este producto ya ha sido aplicado con este propósito en algunos enfermos en estado muy grave en Madrid.

El otro grupo de estudio está compuesto por 600 personas con síntomas más leves a los que se les administrará Remdesivir durante dos semanas para controlar cuántas altas se producen una vez aplicado en comparación con la terapia de sostenimiento habitual. Para ambos grupos, los pacientes son de carácter voluntario.

eldiario.es / Raúl Rejón , 16/03/2020

España aportará pacientes voluntarios para probar un medicamento contra el coronavirus