.....El agua es una bebida imprescindible para el organismo. Beber agua facilita tener una buena hidratación corporal y permite que nuestro organismo funcione correctamente. Por eso se recomienda tomar de 1 a 2 litros de agua al día (equivale de 4 a 8 vasos de agua al día).

El agua con gas no es más que agua a la que se le ha añadido ácido carbónico para formar las burbujas de gas. Por este motivo, aporta la misma cantidad de agua que la convencional sin verse alterado el contenido de nutrientes. No obstante, hay que tener en cuenta que algunos tipos de agua con gas tienen un mayor contenido en sodio que el agua convencional (componente principal de la sal) y, por tanto, debemos reservarlas para un consumo ocasional.

Por otro lado, el agua con gas no es recomendable para aquella gente que presente meteorismo o aerofagia, ya que en estos casos puede aumentar los gases y el dolor abdominal, ni para hidratarnos durante la actividad física. En cambio, en algunos casos se recomienda para facilitar la digestión, tras comidas copiosas, ya que puede fomentar la secreción de jugos gástricos.

Abc.es 20/02/14