Muchos tenemos la puerta de la nevera llena de imanes. ¿Nos perjudica en algo esta costumbre?


Es una costumbre habitual en muchas casas: llenar la puerta de la nevera de imanes. A menudo, recuerdo de los viajes a la Costa de Sol. O una vaca de Asturias. O una manualidad de esas que hacen los niños. Pero, tanto magnetismo en nuestra nevera...

Desde 2010 circula por Internet de que los imanes aumentan el consumo de electricidad de nuestra nevera. Se piensa además que tienen efectos perjudiciales sobre la salud y que incluso pueden ocasionar cáncer por sus radiaciones electromagnéticas, una opinión que se atribuye a un profesor universitario.

Pues bien: no es cierto, se trata de un hoax (un bulo difundido por Internet), que habla de un FALSO estudio universitario.

Los imanes no generan ninguna radiación electromagnética, solo campos magnéticos que permiten la atracción de determinados cuerpos. Por otra parte, en nuestra vida cotidiana estamos rodeados de imanes que, de ser cierto el rumor, nos harían a todos víctimas de la enfermedad.


Qué.es 22 de mayo de 2015

¿Es malo tener imanes en la nevera?