.....Quo.es 21/03/14
, aunque no todas las plantas son capaces de generar ese recuerdo.

Hasta ahora se sabía que el color de la flor era el atractivo principal a primera vista, pero ahora se ha descubierto que el sabor influye mucho en que la abeja vuelva una segunda vez.

Mediante un experimento publicado en la revista Science, investigadores de la Universidad de Newcastle (Reino Unido) se dieron cuenta de que muchas plantas fomentaban ese recuerdo a base de segregar concretamente un poco de cafeína mezclada con su néctar.

Según los diagnósticos neurológicos realizados en insectos de laboratorio, y después de varias pruebas de respuesta condicionada (como la del perro de Paulov) se dieron cuenta de que esta sustancia activaba su memoria. Así que las abejas registraban con mayor vivacidad el sabor del néctar.

Además, eso ayudaba a que el insecto buscara otra flor de la misma especie, lo cual afianza las posibilidades de polinización en el lugar correcto. Por supuesto, la planta del café es una de las beneficiarias de esta estrategia, pero cítricos como la naranja y el pomelo también producen algo de cafeína con el mismo fin reproductor.