Este extraño parpadeo, conocido como «luces de terremoto», puede ocurrir antes o durante los terremotos

Los misteriosos destellos o fogonazos, como relámpagos, que anuncian la producción de un terremoto podrían ser debido a los deslizamientos del suelo cerca de las fallas geológicas de la Tierra y que generan una carga eléctrica, según informa la BBC en referencia a recientes descubrimientos.

Este extraño parpadeo, conocido como «luces de terremoto», puede ocurrir antes o durante los terremotos. Recientes hallazgos, por parte de investigadores de la Universidad Rutgers (New Jersey, Estados Unidos), sugieren que este fenómeno parece deberse al aumento de carga eléctrica en la misma tierra, según «Livescience».

El equipo de investigadores, encabezado por el físico Troy Shinbrot, llenó recipientes con harina y los agitaron hasta que aparecieron grietas, observando que se generaban cientos de voltios de electricidad, sugiriendo, según cuenta la cadena británica, que los leves deslizamientos de las fallas geológicas sirven para cargar la Tierra y provocar rayos en el cielo. El equipo, con otros materiales probados, cuyas partículas se unen también, encontró que al ser agitados también desarrollan potencia eléctrica.

Los efectos son «tan improbable que podrían ser erróneos», afirmó el propio Shinbrot. «Por eso hemos probado el efecto en tantas situaciones como sea posible. Con variedad de partículas, de materiales, tamaños de recipientes y de niveles de humedad. Y siempre pensamos que el efecto va a desaparecer y siempre persiste», añadió el científico jefe de la investigación, según recoge «Newsdiscovery».


Abc.es 05/03/2014