La protectora de animales Moura de Boiro (Galicia) daba el viernes un aviso al colectivo
Vox Ánima comunicando la aparición de un perro muerto con las patas atadas en la playa de A Gavoteira,
en la localidad de Escarabote.

Miembros del colectivo habían realizado una búsqueda sin éxito, tristemente encontraron
al animal en las proximidades de la citada playa. Se trata de un perro de tamaño medio;
el animal tenía las patas atadas con cinta aislante de forma concienzuda,
para que le fuera imposible librarse de las ataduras.

Es una gran pena saber que este animal ha sido víctima de un “verdugo asesino” que anda suelto y difícilmente recibirá su merecido.
Sólo esperamos que este perro pueda descansar en paz después de tanto sufrimiento.