Los planetas, a medida que son bombardeados con luz intensa por parte de las estrellas en las que orbitan, pierden gradualmente sus atmósferas y van encogiendo


Constelación Cygnus

Para este estudio, los investigadores de la Universidad de Astronomía en Hawái han creado una especie de árbol genealógico planetario con distintas familias de grandes planetas y otros más pequeños. Es una foto fija, pero podría marcar una especie de teoría de la evolución de los planetas, como esos dibujos en donde se ve el paso del mono a hombre. ¿A medida que envejecen los planetas se va encogiendo?

"El hecho de que veamos que el tamaño de los planetas cambia en escalas temporales de miles de millones de años sugiere que hay un camino evolutivo, donde planetas del tamaño de sub-Neptuno, altamente iluminados, pasan a convertirse en planetas del tamaño de la super-Tierra", ha explicado el autor del estudio, Travis Berger, según recogen en un comunicado de la Universidad de Hawái.

Es un proceso que se daría durante millones de años y, obviamente, es imposible medirse por las percepciones humanas. Por eso, los investigadores han recurrido a la ayuda de sus “ojos” en el espacio: las misiones Kepler de la NASA y ESA Gaia.

Cómo medir el espacio

Su teoría es que los planetas, a medida que son bombardeados con luz intensa por parte de las estrellas en las que orbitan, pierden gradualmente sus atmósferas y van encogiendo. Este proceso, “durante miles de millones de años, provocaría que los planetas pierdan masa, incluso los más antiguos”, ha asegurado.

Para demostrarlo, apuntaron al telescopio espacial Kepler a un punto concreto del espacio, cerca de la constelación Cygnus, durante cuatro años. Detectó pequeñas caídas de brillo en cientos de miles de estrellas dentro de la Vía Láctea. El tamaño del ángulo de impacto de la luz de las estrellas estaba relacionado con el tamaño relativo de los planetas. Por tanto, para determinar el tamaño real de estos cuerpos, primero hay que determinar el tamaño del astro anfitrión. Pero… ¿cómo conseguirlo?

Aquí entró en juego la misión Gaia de la ESA que aportó el "paralaje". Al igual que nuestro cerebro traza una especie de líneas imaginarias para medir la distancia de los objetos y tener percepción de profundidad, los astrólogos lo pueden exportar a proporciones astronómicas y medir el tamaño de objetos tan lejanos como las estrellas. Además, los colores estelares también informan sobre la edad de los astros y, en cierta medida, de su tamaño. Después compararon cómo influía la edad estelar en más de los 2.600 planetas detectados por Kepler. Los más cercanos (que reciben 150 veces más la luz que llega a la Tierra) pierden sus atmósferas durante mil millones de años. "Si bien los astrónomos predijeron durante mucho tiempo que los planetas deberían encogerse de tamaño a medida que envejecen, no sabíamos si esto puede ocurrir en escalas de tiempo de miles de millones de años. Lo hacemos ahora", ha concluido Berger.

elconfidencial.com / 12 enero 2021

Encuentran evidencias de que los planetas encogen