La momia se encuentra en muy buen estado (OLGA POTAPOVA | MAMMOTH SITE OF HOT SPRINGS)

El bisonte de la estepa (Bison priscus) es uno de los grandes y carismáticos mamíferos que se extinguieron a finales de la Edad de Hielo, es decir, hace hace aproximadamente 11.000 años.

Uno de estos animales ha sido descubierto por un equipo de investigadores liderado por la Academia Rusa de Ciencias en Moscú, que ha encontrado en Siberia Oriental un bisonte literalmente «congelado en el tiempo». El descubrimiento se ha publicado en la revista Journal of Vertebrate Paleontology.

Se trata de la momia congelada más completa de esta especie conocida hasta el momento y tendría una edad de 9.300 años. Fue descubierta recientemente en las tierras bajas de Yana-Indigirka (Siberia).

Según explica a Sinc Olga Potapova, científica del yacimiento Mammoth Hot Springs, en Dakota del Sur, EE UU., esta momia de bisonte Yukagir «es el tercer hallazgo de este tipo en el mundo, y es uno de los dos ejemplares adultos que se mantienen preservados con los órganos internos en condiciones de congelación».

Los científicos realizaron una necropsia a los restos encontrados para saber cómo vivía el animal, que murió al final de la Edad de Hielo. La momia tiene el cerebro completo, el corazón, los vasos sanguíneos y el aparato digestivo, aunque algunos órganos se han reducido de forma significativa con el tiempo.

Tenía una anatomía relativamente normal, sin causa evidente de la muerte. Sin embargo, la falta de grasa alrededor del abdomen del animal hace pensar a los investigadores que pudo haber muerto de hambre.

Evgeny Maschenko, otro de los científicos del proyecto, del Instituto Paleontológico de Moscú (Rusia) comenta que la excepcional y buena conservación de la momia de bisonte Yukagir permite hacer comparaciones anatómicas directas con especies modernas de bisonte y ganado, así como con otra especie extinta de bisonte, perteneciente al límite del Pleistoceno-Holoceno.

abc.es 07/11/14