Cada vez hay más países en los que las bolsas de plástico están prohibidas, pero, ¿por qué se toman la molestia?

Las bolsas de plástico son uno de los peores inventos de la humanidad del último siglo. Usan materiales no biodegradables, recogerlas y reciclarlas es caro y difícil y suponen un gran impacto en el medio ambiente.

El resultado es que estamos llenando el planeta de plástico, los animales, especialmente los marinos, se las comen y mueren, atoran tuberías y ponen en peligro la salud de los seres humanos. Las bolsas de plástico lo tienen todo.

Los países en los que las bolsas de plástico están prohibidas

Hay voces que dicen que la culpa no es de las bolsas en sí sino de la gente que no las tira en los contenedores apropiados, y que eliminarlas completamente supondría un duro golpe para la economía, pero la verdad es que esto no es algo nuevo. Llevamos mucho tiempo sabiendo del problema de las bolsas de plástico, y ninguna campaña ha conseguido que la población cambie sus costumbres.

Pese a todo, la mayoría de los países actualmente permite este tipo de bolsas, aunque es cierto que poco a poco se van dando los pasos necesarios para eliminar su uso.

El último de ellos ha sido Senegal, con la prohibición de la producción, distribución y venta de este tipo de bolsas, con multas que llegan a los 30.000 €. La ley entró en vigor el pasado 1 de enero, no con poca polémica de parte de comerciantes que se dan cuenta que pueden perder mucho dinero con esta decisión.

Pero Senegal no es el único país en el que las bolsas de plástico están prohibidas. El caso de China tal vez sea el más influyente; desde 2008 están totalmente prohibidas, después de que se popularizasen tanto que se dieron casos de alcantarillas completamente taponadas. India es otro gran país que hizo lo propio.

La Unión Europea no consiguió lo mismo, y finalmente dejó en manos de cada país tomar medidas para reducir el uso de bolsas. La mayoría de países miembros optaron desde entonces por introducir un impuesto a este tipo de bolsas, confiando en que si los compradores tenían que gastar más dinero, optarían por alternativas. Y si no, aportarían a las arcas del estado, que siempre viene bien para los gobiernos.

Sólo Italia ha prohibido las bolsas de plástico finas que no sean biodegradables, lo que no pinta bien para cumplir el objetivo de la UE de que para el 2017 se usen un 50% menos de bolsas de plástico, y que para 2019 se usen un 80% menos.


La situación en el resto del mundo no es mucho mejor, hay zonas en las que parece que no lo consideran un problema, y otras que hacen intentos locales sin mucha repercusión, como en EEUU. En esta imagen, los países que han prohibido las bolsas de plástico están en verde, los que tienen impuestos sobre ellas están en naranja, y los que han tomado algunas medidas locales están en morado.

¿Qué está haciendo tú país para eliminar la amenaza de las bolsas de plástico?

omicrono.com / 5 enero, 2016 — Adrian Raya

Países en los que las bolsas de plástico están prohibidas