En Japón están los edificios y rascacielos más seguros contra terremotos.

Son estructuras flexibles, que admiten cierto grado de deformación, que pueden vibrar e incluso desplazarse ligeramente.

Un ejemplo…